2006 - Seat Leon FSI WTCC

Rate this item
(0 votes)

Seat Sport abandonaba los rallys y decidía meterse en los circuitos preparando varios coches para una copa monomarca que participarían también en el campeonato GT tanto español como a nivel europeo, pero sería en 2006 cuando la marca decide afrontar de lleno un campeonato mundial con el Seat Leon Cupra WTCC.

 

DE UN VISTAZO
 Seat Leon FSI WTCC (2006)
MOTOR
 4 cilindros en línea – 2,0 Litros – Atmosferico
POTENCIA
 260 Cv a 8500 rpm
COMPETICION / CATEGORIA
 FIA World Touring Car Championship / WTCC
PILOTOS DESTACADOS
 Jordi Gene, Gabrielle Tarquini, Tom Coronel
CIRCUITOS DESTACADOS
 Monza, Donington Park, Macau

 

Leon FSI WTCC 01 900px

 

La marca española entraba de lleno en el World Touring Car Championship, el mundial de turismos, palabras mayores para una marca que hasta el momento solo había hecho incursiones discretas en los circuitos con experimentos como el Seat Cupra o el Seat Cordoba modificado con el que participó en el campeonato de silhouettes francés, había llegado el momento de dejar las pruebas y centrarse casi de forma exclusiva en esta competición.

 

De este modo el grupo Volkswagen disponía a cada una de las marcas en una disciplina distinta abarcando casi todas las especialidades, dejando a Seat para el Mundial de turismos, Audi en las carreras de resistencia con el R10 TDI, Volkswagen en los raids con el Touareg Rally Raid y Skoda en el mundial de rallys con el Fabia WRC.

 

Leon FSI WTCC 02 600px

MOTOR

El Leon de circuitos montaba el propulsor que la casa había utilizado para equipar a los Toledo que tomaron parte en el ETCC en 2004, un 4 cilindros FSI con inyección directa de gasolina con 2'0 litros de cubicaje justos, pues contaba exactamente 2000 c.c. Este propulsor de aspiración atmosférica tenia el bloque construido en acero y la culata en aluminio, contrariamente a los coches de calle, cuyo motor era completamente de aleación. Era capaz de desarrollar 260 Cv de potencia a 8500 rpm, límite de revoluciones impuesto por la reglamentación, y de un par máximo de 230 Nm con una brida de 64 mm. Esta potencia puede parecer baja para un coche de competición, más teniendo en cuenta que el Seat Leon Cupra de calle de 2010 desarrollaba hasta 265 Cv, pero lo que cuenta en esta disciplina no es solo la cifra de potencia sino también la forma de entregarla y la puesta a punto del coche.

 

Leon FSI WTCC 03 600px

TRANSMISION

El par motor se transmitía a través de un embrague que solo se utilizaba para la salida y para poner el punto muerto cuando el coche se detenía La caja de cambios manual aunque de mando secuencial suministrada por la empresa Hewland EGT era común a varias marcas participantes en el WTCC y se le podían variar las relaciones para adaptar el coche a cada pista, aunque el reglamento solo permitía 25 diferentes relaciones en total. El eje delantero recibía el movimiento a través de un diferencial de deslizamiento limitado de tipo mecánico.

 

BASTIDOR

El bastidor del Leon, tomado del coche de serie pero convenientemente reforzado para resistir los embates de las carreras, estaba construido en acero y era de tipo monocasco autoportante, ofreciendo gran rigidez torsional gracias a la jaula de seguridad de diseño multi-triangular y fabricada con alrededor de 20 metros de tubo de 45 mm creando una especie de Space-frame que trabajaba como un segundo chasis.

 

Leon FSI WTCC 04 600px

 

En el sistema de suspensión, cuya normativa especificaba por entonces que solo se podía desplazar en 20 mm desde la posición original del coche de calle y que debía mantener los mismos puntos de apoyo, se confió en un sistema McPherson mientras en el trasero se disponía un esquema de brazos independientes, en ambos casos con muelles de tarado especial. Lo que si se sustituyó fueron los silentblocks de goma que sujetaban los brazos inferiores que tendían a romperse con facilidad, un mal endémico de los VAG de calle de aquel momento. Estos son sustituidos por cojinetes pero además todos los componentes pasaron por un proceso de refuerzo para soportar mejor las exigencias de la competición.

 

La suspensión seria regulable en altura y dureza, adaptando la geometría del sistema a cada circuito y para detener el coche se confió en discos delanteros de 332 mm mordidos por pinzas de 4 pistones mientras el eje trasero equipaba discos de 280 mm con pinzas de doble pistón, con un sistema que permitía al conductor variar el reparto de frenada entre los ejes para adaptar el coche a su estilo de conducción. Las llantas utilizadas eran iguales en las cuatro ruedas, en medida de 9 de garganta por 17 pulgadas de diámetro y en ellas se montaban neumáticos 240/610 R 17.

 

Leon FSI WTCC 05 600px

 

Respecto del coche con motor TDI, el menor peso sobre el eje delantero del gasolina lo hacia menos subvirador y agresivo con los neumáticos, por lo que las curvas serian su terreno preferente con respecto del Diésel, aunque su menor potencia lo discriminaba en tramos rectos. Además, el reparto de pesos estaba más equilibrado, lo que lo hacia más fácil de llevar en tramos virados. La forma de entregar la potencia era también muy distinta, pues se trataba de un motor atmosférico contra un turbo en el de gasóleo, por lo que requerían de tipos de conducción muy diferente.

 

EXTERIOR

La normativa del WTCC es muy estricta en cuanto a la base sobre la que debe desarrollarse el coche, dejando una libertad estética y mecánica muy limitada. Por este motivo el Seat Leon del WTCC varió muy poco estéticamente del modelo que se podía ver por la calle y a la vez debía por norma mantener la misma disposición mecánica que el coche de serie.

 

Leon FSI WTCC 06 600px

 

El Seat Leon supuso una gran mejora en lo que a comportamiento general se refiere con respecto del Toledo ETCC, resultando mucho más ligero y, por lo tanto, sosteniendo menores inercias, pero su carrocería de tipo hatchback, sin baúl de carga, trajo de cabeza a los ingenieros de la marca, que veían como un elevado arrastre aerodinámico provocado por la zaga les perjudicaba en velocidad punta y los penalizaba en los circuitos más rápidos del campeonato como Monza o Donington Park.

 

Hasta el momento los rivales siempre habían participado con coches de tipo sedán, como el BMW 320, los Vauxhall Vectra o los honda Integra, y más recientemente los Chevrolet Lacetti y Cruze, por lo que era más fácil situar un alerón que eliminara ese arrastre. Y poco se podía hacer al respecto, pues la FIA tiene muy regulado el tema aerodinámico y a lo más que se podía llegar era a colocar un alerón trasero de mayores dimensiones, justo en el límite reglamentario. Reconociendo esta pega, los organizadores permitieron al Seat Leon disponer de un fondo plano y eliminar 10 Kg de peso para poder correr en condiciones en Monza en 2006.

 

Leon FSI WTCC 07 600px

INTERIOR

Se eliminó cualquier elemento sobrante, ya no solo del equipamiento del Leon de calle, sino también de tipo decorativo o aislante, como los tapizados de puertas o de túnel de transmisión, por lo que el interior del Seat Leon WTCC resultaba evidentemente mucho más ruidoso que el del coche de serie, amén de la línea de escape que multiplicaba el ruido del propulsor. Todo ello llevaría también a una reducción final de peso, que se quedaba en 1140 Kg con el piloto incluido, por lo que la relación peso potencia seria de 4,38 Kg/Cv. El cuadro de instrumentos era sustituido por una pantalla multifunción en la que el piloto podía leer diversos parámetros durante la carrera pulsando un botón del volante, y se añadían unas luces de tipo led que indicaban el régimen de giro del motor para saber cuando había que insertar una nueva marcha.

 

Leon FSI WTCC 08 600px

COMPETICION

A mediados de 2007, Seat Sport puso en pista el TDI, más pesado en el eje delantero pero más potente y con mayor velocidad punta, aunque en los circuitos más lentos, y debido precisamente a un sobrepeso de 50 Kg sobre el eje delantero en el diésel, el coche de gasolina se mostraba más rápido. Ambos modelos, equipados con mecánicas completamente diferentes en todo, convivieron juntos en los circuitos, dos motivos provocaron que Seat dejara los coches FSI para los privados y corriera definitivamente con los TDI de forma oficial, su mayor autoridad en pistas medias y rápidas y el amplio margen de mejora frente a un propulsor de gasolina que había llegado a su tope de evolución pero que, sin embargo, seguía estando en condiciones de plantar cara. Que estaban en lo cierto lo demuestran los dos títulos mundiales conseguidos a bordo de los Leon TDI WTCC en 2008 y 2009.

 

 

Related items

Mas leídos Seat

  • 1
Abarth logoAD Tramontana logoAlfa Romeo logo 200px aston martin logo200pxAudi logo 200px bentley logoBMW logo 200pxBugatti logoCitroen logo 200pxcizeta logocorvette logochaparral LogoDeTomaso logoFerrari logo 200pxFord logo 200pxhonda logoJaguar logo 200pxKoenigsegg logoktm logolamborghini logo pngLancia logoLola Cars logoLotus LogoMazda logomclaren logo1Mercedes LogoNissan logoopel logoPagani logoPeugeot logoPorsche LogoRenault logoToyota logoVolkswagen logo