1965 - Lola T70

Rate this item
(1 Vote)

 

A principios de los sesenta, y después de que Eric Broadley desarrollara el Ford GT40 bajo la dirección de FoMoCo, este pone de nuevo en marcha a su marca, Lola, para trabajar en un nuevo coche que pueda tomar parte en las carreras de prototipos de la época aprovechando la experiencia adquirida con el laureado coche anglo-americano, lo que se traducirá en el Lola T70.

 

DE UN VISTAZO
 Lola T70 MKI (1965)
MOTOR
 8 cilindros en V – 4,4 Litros – Atmosferico
COMPETICION / CATEGORIA
 Can-Am
NUMERO DE CARRERAS / VICTORIAS
 256 / 66
PILOTOS DESTACADOS
 John Surtees, Dan Gurney, Mark Donohue
CIRCUITOS DESTACADOS
 Riverside, Laguna Seca, Las Vegas

 

T70 01 900px 

 

El nuevo Lola se desarrollará en Gran Bretaña de la mano de Eric Broadley, que asume el mando del nuevo proyecto creando un primer modelo de cabina abierta al que se denomina como T70 MK I. La otra parte implicada en el proyecto T70 sería el campeón de Formula 1 americano John Surtees, que se encargaría primero del desarrollo en pista y después de hacerlo evolucionar ya en carrera. Solo cinco meses después, en agosto de 1965, Lola lanza una primera evolución del T70 trabajada sobre el chasis que se conocerá como MK II y se distingue de los MK I en la nomenclatura de los bastidores, nombrados como SL71/... mientras los MK I son los nombrados como SL70/...

 

El Lola T70 sigue vivo en la memoria de muchos aficionados que hoy pasan sobradamente la barrera de los 50 años, tanto es así que en 2005 se especuló con la posibilidad de traerlo de vuelta a la actualidad siguiendo las mismas técnicas de construcción y siendo realizado casi por el mismo equipo que lo puso en marcha 40 años antes, utilizando además la misma mecánica, pero el proyecto no llegó a cuajar y el cierre de Lola en 2012 terminó de dar carpetazo a un proyecto ambicioso. Mientras tanto, algunas empresas ofrecen en su catálogo réplicas más o menos conseguidas del T70, tanto en versión abierta como en coupé, una de las más reconocidas es la que realiza Franco Sbarro.

 

T70 02 600px

MOTOR

En primera instancia se optó por un motor Ford de 8 cilindros en V fruto de los lazos que con anterioridad habían mantenido Broadley y la multinacional americana, pero poco después el Lola T70 cambiaba de mecánica y adoptaba un motor de origen Chevrolet, un “Little Block” también con 8 cilindros en V de 4.4 litros de cubicaje como una de las opciones de esta marca, mientras el MK II que pilotó John Surtees en la primera temporada de la historia de las Can-Am disputada en 1966 montaría un propulsor de la misma marca pero con 4.9 litros de cubicaje, aunque en ocasiones montó una mecánica también Chevrolet V8 de 5.5 litros y hasta 550 Cv de potencia. Tras esto los muchos propietarios de cada unidad fabricada fue adaptando la mecánica a sus necesidades, con motores tan dispares como un V12 BRM de 3.0 litros o un V8 Aston Martin.

 

T70 03 600px

TRANSMISION

Para el bastidor se opta por una arquitectura monocasco de aleación de aluminio reforzado en diversos puntos con acero, un diseño que reporta suficiente rigidez y a la vez resulta liviano, una de las pretensiones máximas de Broadley, pues su idea inicial era la de combinar un chasis ligero con un potente V8 americano en posición central. El T70 dispone un esquema de suspensión muy básico de brazos oscilantes dobles con amortiguadores y muelles y adopta los frenos de disco delanteros en las ruedas de modo que se puedan nutrir de una mayor cantidad de aire fresco y se refrigeren con mayor efectividad. Finalmente el peso se queda en solo 795 Kg, lo que resulta en una relación peso-potencia de solo 1,45 Kg/Cv, lo que comporta unas prestaciones impresionantes para la época, recordemos, mediados de los sesenta. El primer T70 era capaz de acelerar de 0 a 100 en solo 6 segundos.

 

BASTIDOR

Sobre el chasis se coloca una carrocería realizada en materiales plásticos y reforzada con fibra de vidrio de formas redondeadas y muy aerodinámicas de tipo barqueta para cumplir con la única norma del Grupo7, que la carrocería fuera abierta en la zona del habitáculo. Se partió del estudio realizado sobre los Ford GT40, cuya gran pega era la sustentación que generaban cuando alcanzaban altas velocidades, que generaban una sensación de estar flotando. Que esto no sucediera en el T70 fue prácticamente la piedra angular de su diseño, consiguiendo finalmente una magnífica estabilidad en alta velocidad y una maniobrabilidad envidiable en baja por su acertado chasis.

 

T70 04 600px

COMPETICION

El T70 adoleció de problemas de juventud y debió abandonar en Riverside, pero también el éxito llegaría muy pronto para el nuevo Lola, que ya en 1965, el año en el que se presentó, se impondría en el GP de Monterey disputado en el circuito de Laguna Seca en manos de Walt Hansgen, que pilotó para el equipo de John Mecom. El Lola T70 se convertiría en el coche a batir en las Can-Am series en el primer año de esta disciplina, y John Surtees se impondría en nada menos que cinco de las seis carreras disputadas en esta temporada inaugural convirtiéndose en el primer ganador de esta serie en 1966, pero la sexta carrera no se la llevaba otro coche, sino que sería Dan Gurney el que la ganaría con otro Lola T70 aunque equipado aún con el motor Ford. La fácil victoria en esta disciplina avivó las ventas del relativamente asequible Lola-Chevrolet, lo que incitó a Broadley a realizar un modelo que pudiera homologarse en el Grupo 4, que exigía una producción mínima de 50 coches.

 

A lo largo de 1966 se construyeron más de 40 unidades del T70. La homologación comportó modificaciones serias, como la incorporación del techo que cerraba la cabina, desarrollándose sus formas en túnel de viento con la intervención de Tony Southgate. Las formas finales dieron como resultado una trasera elevada que dotaba de gran estabilidad al T70 cerrado minimizando el inconveniente del levantamiento del coche a alta velocidad que si había afectado gravemente a los GT40. El nuevo modelo cerrado incorporaba de entrada el motor Chevrolet V8 “Little Block” de 6.0 litros de cubicaje, y eran diversas marcas y equipos las que se interesaban por el coche de Broadley, homologado para disputar el Grupo 4 contra los Ford GT40.

 

T70 05 900px

 

En 1967 entraba en liza la británica McLaren para luchar por el título de las Can-Am Series, y se mostraría como un rival a la altura del Lola T70 al que superaría sin muchos inconvenientes, de modo que el Lola no cumplió con las expectativas que en él se habían depositado vista la temporada anterior. El Lola también llegó a Europa para competir en las Interseries, que venían a ser las Can-Am europeas, y otras carreras de prototipos, pero su desembarco comportó problemas de fiabilidad en el motor Chevrolet por la diferencia de octanaje entre los combustibles de cada continente, más elevado en Europa. Por este motivo, Lola se pone a trabajar en un T70 que pudiera disputar con mayores garantías la carrera de las 24 Horas de Le Mans de 1967 ante la petición de Aston Martin, para lo que presenta un MK I coupé equipado con un motor de la marca de Gaydon del que toma el volante el americano John Surtees. En realidad el Lola no consigue destacar por culpa de los problemas de calentamiento que afectan al motor causados por la falta de desarrollo del coche con motivo tanto de las prisas como de un presupuesto demasiado ajustado, además de por la falta de potencia del motor.

 

T70 06 600px

 

1968 representa un año de cambios en la categoría de prototipos, pues la FIA limita a 3 Litros de cubicaje los motores de los coches del Grupo 6 y a 5.0 litros los de Grupo 4, por lo que el Lola quedaba inutilizado para disputar esa categoría, lo que podía suponer la cancelación de muchos pedidos. Pero la CSI, el órgano regulador, hace una excepción con los Ford GT40 y Lola T70 al haberse fabricado más de 50 unidades de cada uno y finalmente estos tienen permiso para correr a condición de montar motores de 5 litros, lo que le permite a Ford adjudicarse las 24 horas de Le Mans en dos ocasiones y al Lola T70 imponerse en las 24 horas de Daytona de 1969 con un nuevo desarrollo del coche consiguiendo los dos primeros puestos. Para este mismo año la normativa reduce a 25 el número mínimo de unidades producidas dejando entrar a los Ferrari 512 y los victoriosos Porsche 917.

 

El Lola T70 se convirtió en un modelo muy popular entre los equipos privados, y se llegaron a fabricar más de cien unidades de este modelo sumando las cuatro variantes que se lanzaron del mismo, la MK I y MK II en spyder o MK III en sus modelos coupé y MK IIIb aligerado, entre 1965 y 1969. La entrada de nuevas marcas con modelos claramente superiores al T70 hizo que este se retirara de las carreras de prototipos, con más motivo cuando ya había sido retirado de las Can-Am series siendo sustituido por el más liviano T160, lo que no quita que el T70 fuera uno de los diseños más acertados y recordados de Lola. El mismo Lola T70 que fuera pilotado por John Surtees y que se alzó con la primera victoria en la historia de las Can-Am Series, tanto en carrera como en campeonato, fue adquirido en una subasta en 2003 por la módica cifra de 325.000 dólares americanos.

 

T70 07 900px

 

El Lola T70 participó en la película “Las 24 Horas de Le Mans” que protagonizó Steve McQueen y cuyas imágenes de carrera se rodaron durante el transcurso de esta misma prueba, pero no lo hizo como extra, sino que se utilizaron algunos chasis de este modelo a los que se acoplaron las carrocerías de Porsche 917 y Ferrari 512 para el rodaje de algunas escenas. Otra aparición cinematográfica del T70 se da en la película "THX 1138", primer filme de George Lucas en el que aparecía como un coche del futuro.

 


 

Related items

Mas leídos Lola

  • 1
Abarth logoAD Tramontana logoAlfa Romeo logo 200px aston martin logo200pxAudi logo 200px bentley logoBMW logo 200pxBugatti logoCitroen logo 200pxcizeta logocorvette logochaparral LogoDeTomaso logoFerrari logo 200pxFord logo 200pxhonda logoJaguar logo 200pxKoenigsegg logoktm logolamborghini logo pngLancia logoLola Cars logoLotus LogoMazda logomclaren logo1Mercedes LogoNissan logoopel logoPagani logoPeugeot logoPorsche LogoRenault logoToyota logoVolkswagen logo